Certificado de deuda

Certificado de deuda: cancela tu deuda antes de iniciar trámites y procesos financieros para evitar futuros disgustos.

 

El certificado de deuda en un caso de compraventa

 

Supongamos que has tenido un gran idea de negocio revolucionaria. Has planificado tu estrategia, has desarrollado tu plan de empresa, y también tienes ya visto el local que quieres adquirir para iniciar la actividad. En todos esos trámites, incluye también la solicitud de un certificado de deuda al vendedor. El dueño del local tendrá que presentarlo en el momento de la firma de la escritura de compraventa.

 

El certificado tiene que estar fechado en un plazo máximo de siete días naturales después de su solicitud. Por seguridad, lo más recomendable es que esa fecha sea lo más próxima posible a la del día de la transacción de la escritura.

 

Es un requerimiento que se hace a la Comunidad, y que expide el Secretario de la Comunidad, bajo el visto bueno del Presidente. En el documento se detalla si existe o ha existido deuda o no, y el estado de los pagos. Así puedes comprobar si el local tiene pendiente alguna carga con la Comunidad. La propia Comunidad puede, llegado el caso, solicitar al vendedor que haga frente a los gastos pendientes antes de emitir el certificado.

 

Es recomendable, especialmente en Comunidades pequeñas, que este trámite esté supervisado por un abogado o un especialista en la materia. En caso de que hubiese algún error en el certificado de deuda, el Secretario y el Presidente tendrían que responder por negligencia, y hacerse cargo de los perjuicios que pudieran ocasionarse.

 

A la hora de llevar a cabo la transacción de la venta, el vendedor tendrá que aportar el certificado que prueba que efectivamente el local no tiene ninguna deuda pendiente. En caso de que no se aportase este documento no se podría otorgar la escritura del inmueble a otra persona, ya que es un requisito obligatorio. Eso sí, si el comprador especifica que para él no es necesario que se aporte ese documento, la transacción puede efectuarse igualmente bajo responsabilidad del comprador.

 

Certificado del banco: cancelar la deuda de una tarjeta de crédito o un préstamo hipotecario

 

Supongamos que tienes una tarjeta de crédito o una hipoteca con una entidad bancaria. Ahora que podemos consultar nuestra liquidez y movimientos desde la página web de nuestro banco, un día ves una pestaña de “certificado de deuda pendiente”, y pinchas para ver qué aparece.

 

Dentro de ese apartado podrás ver los datos de la deuda de la tarjeta o el préstamo. Aparecerán la cantidad de crédito que te queda pendiente de pago, los intereses, y las comisiones, seguramente. Podrás encontrarte un desglose en el que se especifiquen al menos los siguientes conceptos:

 

  • Capital pendiente de deuda
  • Intereses deudores
  • Intereses de demora
  • Cancelación
  • Comisión por cancelación anticipada
  • Total

 

Dependiendo de tu entidad y del tipo de crédito encontrarás estos conceptos así u otros similares. Pero como no todo el mundo acaba de entender algunos de estos conceptos financieros específicos, lo fundamental es que sepas que en esa información sobre tu certificado de deuda pendiente lo que aparece es todo lo que se adeuda hasta una fecha concreta. Y ahí se incluye el capital que se solicitó en su momento en forma de hipoteca o crédito, los intereses sobre ese dinero, y las posibles comisiones que puedan acumularse por acciones no previstas inicialmente. Es decir, la deuda que acumulas no es únicamente el crédito solicitado para gestionarlo con una tarjeta o para hacer frente a la hipoteca. Sino que el banco incluye en el certificado de deuda también los intereses que ese dinero ha ido generando durante el tiempo que está pendiente de devolver.

 

Certificado de deuda de ASNEF

 

La Asociación Nacional de Entidades de Financiación tiene su base de datos de personas que acumulan una deuda en un momento dado. Esta lista es muy consultada especialmente por entidades bancarias para resolver solicitudes de crédito o préstamos.

 

También a la ASNEF es posible solicitar un certificado que acredite que nuestra deuda ha sido saldada. Y es que, si como consecuencia del impago de una factura de suministros, por ejemplo, llegamos a estar incluidos en la base de datos de morosos de la ASNEF, podemos tener un problema con el banco a la hora de pedir dinero prestado.

 

Si somos conscientes de que aparecemos en ese listado y saldamos nuestra deuda pendiente, tenemos que solicitar también que nuestro nombre se elimine de la base de datos. Pero es posible que tarde un poco, y necesitemos acreditar la cancelación de la deuda para una transacción o para un trámite en el banco. Desde la propia página web de ASNEF podemos solicitar un certificado de deuda que acredite que ya estamos al corriente de nuestros pagos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*