Como renunciar a una herencia que contiene más deudas que bienes

como renunciar a una herencia

Una década de crisis ha dejado un panorama muy diferente en las notarías. Cada vez es más habitual heredar una deuda (en conjunto con una propiedad o ahorros). Durante años, los pensionistas han sido el sostén de muchas familias. Esto se traduce en que los ahorros de toda una vida de muchos jubilados se han esfumado para mantener a hijos en paro. A la hora de heredar, muchos se han encontrado con que la deuda acumulada es mayor que los bienes que poseía el fallecido. Si se da esta situación, es importante tener claro como actuar desde el punto de vista legal. Te contamos como renunciar a una herencia.

Como renunciar a una herencia: motivos para hacerlo

Los motivos principales por los que se rechaza una herencia son dos. El primero es que los herederos no pueden (o quieren) pagar los impuestos para percibirla. El segundo, que las deudas heredadas superen a los bienes en valor, por los que puede ser contraproducente no rechazarla.

Este segundo caso es el más complejo. Entre otras cosas, porque en muchas ocasiones estamos renunciando a bienes con gran valor sentimental. Por lo que, si decidimos aceptar una herencia con deudas, es importante contactar con un abogado. Hoy os hablamos de como renunciar a una herencia.

El paso en el que tenemos que estar más atentos es en la firma de documentos. En el caso de rechazar una herencia, es obvio que estamos renunciando a cualquier bien (y también a cualquier deuda). Si la herencia se considera tácitamente aceptada, es imposible de rechazar. Hay que tener esto en cuenta cuando tengan lugar los actos previos. Se puede dar el caso de que, una vez hayamos decidido renunciar a la herencia, nos demos cuenta de que ya hemos firmado aceptarla. Esto es un consejo que sirve para muchas situaciones: leer antes de firmar. En un caso tan importante, es incluso más necesario aplicarlo.

Con solo aceptar la disposición de las cuentas bancarias del fallecido, o una firma del contrato de alquiler, se está aceptando el dinero (y por supuesto las deudas).

Para ejecutar la renuncia se exige presentarse ante el notario con el certificado de defunción de la persona fallecida. Allí, deberás declarar tu voluntad de rechazar la herencia.

Como vemos, el proceso es muy simple, siempre que se tomen las medidas necesarias y no firmemos algo que no debemos.

Si estas interesado en artículos sobre impagos y morosidad, lee más noticias de nuestro blog.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*