Autónomos: qué hacer si el cliente no paga

cliente no paga

Por desgracia, en a lo largo de toda su carrera profesional, un autónomo se encontrará con al menos un cliente que no pague su factura. Por ello, en este artículo te explicamos qué hacer si el cliente no paga.

¿Qué puedo hacer si el cliente no paga?

Dirigir tu propio negocio conlleva numerosas responsabilidades y en más de una ocasión puedes encontrarte en una situación complicada (como gestionar un cliente moroso). Por ello, hay varios pasos a seguir cuando el cliente no paga:

  • Cuando envíes la factura lo mejor es indicar de forma clara cuál es el método de pago y el plazo que el cliente tiene para abonar el importe convenido.
  • Recordarle amablemente que abone la factura. En algunas ocasiones es suficiente con recordar a los clientes que paguen, ya que algunos simplemente son muy despistados aunque no hay que olvidar que otros dejan pasar el tiempo por si la empresa se olvida y algunos otros que no podían pagar en el momento pero después lo pueden hacer. Si se da el caso de que el cliente no puede pagar en ese momento, se le puede ofrecer la posibilidad de que lo haga a plazos. Incluso se puede contemplar la posibilidad de pasarse al trueque si ese cliente concreto puede proporcionarte un servicio útil para tu negocio.
  • Si tras haber intentado contactar varias veces con el cliente, éste no da señales de vida, el siguiente paso es enviarle una carta por correo certificado (con acuse de recibo) haciendo referencia a la factura pendiente. En este caso tu objetivo será que quede constancia de que al cliente se le ha enviado la notificación y que ésta ha sido recibida.
  • Cuando el cliente ha dejado claro que no tiene ninguna intención de pagar la factura que te debe, la única vía que te queda es acudir a un abogado y poner una denuncia. Es importante tener en cuenta que si la deuda es inferior a 2.000 euros, podrás iniciar el procedimiento judicial sin un abogado, que sí será necesario si el importe que te debe el cliente supera dicha cantidad.
  • Otra opción es dejar el asunto en manos de empresas especializadas en reclamaciones de deudas. 

Debes tener siempre presente que todas las comunicaciones que lleves a cabo reclamando el pago de la factura al cliente, debes ser profesional y educado (por muy desesperante que sea llevar varios meses detrás del asunto). Otra precaución que debes tomar es conservar las facturas y hacer un seguimiento ordenado de la contabilidad de tu negocio y de los pagos de los clientes.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*